miércoles, 11 de julio de 2012

Mejorando el rincón de la Virgen






Definitivamente no se qué hacer para recordar tomar la foto del "antes" pero este rinconcito quedó muy bien. Lo primero que hice fue retirar el tope de vidrio apoyado sobre los pies de amigos o soportes. Fue difícil porque estaba pegado con silicona. Me tomó varios días retirar los restos de pegamento. Finalmente lo logré con un limpiador llamado Osirex que huele a gasolina. Para decorarlo usé papel de seda estampado en cuadros blanco y negro. Una vez seco, lo pinté de negro. Esta parte que lleva el papel es la cara inferior del vidrio. Listo. Luego comencé con la virgen. Estaba pintada con unos tonos azul y rojo, desteñidos y nada bonitos. Le cambié los colores y restauré la textura del velo con enduido y una cinta de textura. Pinté con colores más llamativos y los bordes dorados los hice con la técnica de pincel seco. Quizás le aplique envejecedor al agua o una pátina de betún. Al final le agregué unos "rayos" de madera que pinté de dorado. La pared que antes era naranja la pinté de un tono gris azul. Luce mejor porque ahora resalta más la virgen y no la pared.

Publicar un comentario