domingo, 22 de julio de 2012

Mural de papel de revistas


Me metí en un lío cuando hice quitar la reja de la ventana del comedor. Como en la pared quedaron los agujeros, el revestimiento texturizado (que por cierto no me gustaba), se desprendió al retirar la reja. Con mi espátula pensé que resolvería el asunto. Pan comido pensé. Qué error! El revestimiento comenzó a salir fácil solo al principio. Estaba tan duro que me tuve que ayudar con la espátula y el martillo. Horrible. Me llevó varios días quitar solo la mitad y eso que se trata de una media pared. Hasta mi hijo me ayudó en la tarea. Entonces opté por el plan B.
Inspirada de nuevo en el arte efímero, construí un mural con revistas de papel glacé. Solo usé el glacé porque me gusta el brillo que tiene. Seleccioné las imágenes más coloridas y los doblé de tal forma que quedara centrada la parte de la página que me interesaba. Formé cuadrados de unos 10cms x 10cms y los pegué en la pared tratando de no repetir los mismos colores. Usé pega blanca diluida con agua en una proporción 2 de pega, 1 de agua. No cuidé que estuvieran perfectamente alineados. Solo los coloqué uno al lado del otro. No medí la pared para saber cuantos cuadrados tenía que hacer. Fue muy divertido. Este mural será temporal, mientras decido un revestimiento definitivo para la pared. También le daremos un mantenimiento a la estructura de aluminio pero eso será con un especialista.
   

Olvidé decir que comencé pegando triángulos, pero no me gustó el efecto.


 Después de varias horas de doblar y pegar, este fue el resultado. Es muy colorido y oculta la fea pared que hay debajo.







Publicar un comentario