sábado, 28 de julio de 2012

Pintando la alfombra


Tengo una alfombra en el comedor que estaba descolorida y muy usada, en fin, desgastada. Así que decidí pintarla.
Para ello, utilicé un galón de pintura acrílica color negro (pintura de pared de alta calidad) y un tarro de pintura de cerámica al frío color rojo de 200 cc. para el centro de la alfombra. También usé pintura de pared color blanco para la línea de borde entre el área roja y el borde negro. La línea la pinto con pincel delgado de cerda dura y las pinturas negra y roja las aplico con un rodillo pequeño, los que se usan para el barniz. La pintura negra y la roja la mezclé con agua al 50% eso es mejor porque la alfombra queda suave y la pintura penetra mejor. Aún no he terminado, falta una capa más de pintura negra, terminar la línea blanca y otra capa de rojo. Tal como está en este momento lleva 3 manos de pintura negra y dos de roja. El color negro azulado del borde se ve mejor porque además de cubrir lo desgastado, minimizó la cantidad de estampas de todo el comedor: en la pared con el mural de papel, el piso (que pronto cambiaremos por porcelanato), los cuadros y la propia alfombra.





Un par de fotos del antes y el después

                                                                                                   


Publicar un comentario